jueves, 26 de abril de 2018

Comunicado del Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India (CIAGPI): nueva masacre del gobierno de Modi contra campesinos de la India.

Una nueva masacre en una falsa confrontación perpetrada por las fuerzas del estado fascista de la India. Los maoístas asesinados en Gadchiroli eran indígenas 

Movilización de denuncia y solidaridad siempre que sea posible y en todas las formas posibles

Entre el 22 y el 23 de abril, no menos de 37 presuntos maoístas fueron masacrados, después de haber sido rodeados por la policía y las fuerzas paramilitares. La masacre podría ser todavía mayor. Del río Indravati han aparecido cadáveres varias horas después de los asesinatos y las aguas podrían devolver a otros. Además, el distrito ha sido completamente aislado por la policía y las fuerzas paramilitares continúan las redadas ilegales y las persecuciones de los pueblos

Tampoco, como en otras tantas ocasiones anteriores, sabemos cuántos de ellos eran realmente maoístas e iban armados y cuántos simples aldeanos.

Lo cierto es que no hubo un verdadero choque armado, sino un ataque sorpresa con lanzagranadas, mientras los hombres agredidos desayunaban o descansaban.

Lo cierto es que se trata de la enésima masacre de la sangrienta y despiadada guerra contra el pueblo que el estado indio ha desatado.

La policía publicó un video que mostraba a los soldados celebrando la "victoria" y bailando entre los cadáveres. Que la ira y la indignación contra esta masacre bárbara y el régimen fascista y genocida que la ordenó se muestren en todo el mundo.

Esta masacre es parte de la operación Green Hunt - una gigantesca y prolongada operación de represión y aniquilación de la lucha armada y de la lucha de masas en general lanzada por el estado indio, hoy a cargo del régimen hindú-fascista de Modi. Como parte de esta operación en su tercera fase, hay matanzas, deportación de poblaciones, destrucción, violaciones en masa y olas masivas y sistemáticas de detenciones y desapariciones, que afectan el campo y a las ciudades, universidades y movimientos de masas, en continua violación sistemática de los derechos humanos. Esto significa más de 10.000 presos políticos, incluyendo algunas figuras intelectuales, como el Prof. Saibaba, artistas, abogados, juristas, líderes estudiantiles y, por supuesto, algunos líderes maoístas de prestigio, como Cabades Gandhi, Ajith y otros. Con esta nueva masacre se intenta en vano detener la rebelión de las masas indias y la guerra popular dirigida por el PCI maoísta

Honramos a los mártires de Godchiroli, caídos al servicio de la grandiosa y gloriosa lucha por la liberación de las masas indias que, desde la 'revuelta de Naxalbari hace 50 años y hasta hoy, nunca se ha detenido y avanza indomable hacia la victoria.

¡Organizamos protestas ante embajadas y consulados de la India y pongamos en marcha iniciativas solidarias en todas partes!

¡Ayudemos y apoyemos el Spring Thunder Tour, una campaña prolongada que ha de llegar al mayor número de países de Europa y del mundo!

Se necesitan iniciativas masivas para lograr un apoyo poderoso y un llamativo movimiento de protesta contra el régimen fascista hindú de Modi al servicio del imperialismo.

¡Detengan las matanzas y la represión!, !No al Green Hunt!

!Libertad para todos los presos políticos encerrados en prisiones indias!

Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en India
info csgpindia@gmail.com

04/26/2018

sábado, 24 de marzo de 2018

Comunicado del CC del PCI (maoísta): !La tierra para el que la trabaja y todo el poder para el pueblo!

En plena celebración del 50 aniversario del glorioso levantamiento revolucionario campesino armado de Naxalbari, acaecido en el distrito de Darjeeling, en Bengala, que cambió para siempre la historia de la India, los campesinos de todo el país se están levantando de nuevo en busca de una solución a sus graves problemas. El Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta) ha hecho un llamamiento a todas las fuerzas revolucionarias y democráticas del país para que se manifiesten en apoyo del movimiento campesino y se sumen a la organización de la poderosa tormenta de la lucha unitaria a nivel nacional de todos los sectores oprimidos frente al gobierno al servicio de la oligarquía hindú y del imperialismo dirigido por Modi, con las consignas:

!La tierra para el que la trabaja!

!Todo el poder para el pueblo!

***

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


16 de junio de 2017

¡VIVA LA CRECIENTE OLA DE AGITACIÓN CAMPESINA EN EL PAÍS! ¡DEMOS TODO NUESTRO APOYO A LOS CAMPESINOS DEL PAÍS EN LUCHA POR SUS JUSTAS REIVINDICACIONES! ¡FORJEMOS UNA SÓLIDA UNIDAD DE TODOS LOS MOVIMIENTOS POPULARES CON EL ACTUAL MOVIMIENTO CAMPESINO! ¡SÓLO LA REVOLUCIÓN ARMADA CAMPESINA PUEDE RESOLVER ENTERAMENTE LOS ACUCIANTES PROBLEMAS DEL CAMPESINADO! ¡EL CAMINO DE NAXALBARI ES EL ÚNICO QUE CONDUCE A LA LIBERACIÓN DE LOS CAMPESINOS INDIOS! ¡DIFUNDAMOS CON AUDACIA LAS CONSIGNAS DE LA TIERRA PARA EL QUE LA TRABAJA TODO EL PODER PARA EL PUEBLO!

En plena celebración del quincuagésimo aniversario del glorioso levantamiento revolucionario campesino armado de Naxalbari, acaecido en el distrito de Darjeeling, en Bengala, que cambió para siempre la historia del país, los campesinos se están levantando una vez más en busca de una solución a sus graves problemas. Desde que estallasen en Maharashtra el 1 de junio, las protestas campesinas se han propagado a diferentes zonas de Gujarat, Rajastán y Madhya Pradesh. En el curso de dichas protestas, seis campesinos han muerto por los disparos indiscriminados de la policía. Los gobiernos central y estatales están recurriendo masivamente a otras medidas represivas tales como la imposición del toque de queda, las órdenes de prohibición, las detenciones masivas, el uso de gas lacrimógeno y las cargas policiales, la imputación en montajes policiales y judiciales, el cierre de páginas de internet, etc., y todo ello con la intención de disipar la tormenta en ciernes que representa esta última oleada de protestas del movimiento campesino. Antes, las manifestaciones de los campesinos del Punjab, Tamil Nadu y otros estados habían caído en saco roto. Los intentos de los diversos gobiernos de acallar la voz de los campesinos por medio de la fuerza bruta y del anuncio de medidas engañosas se demostrará inútil a la hora de abordar los problemas más acuciantes del campesinado del país. El Comité Central de nuestro Partido condena en los términos más enérgicos el asesinato el 6 de junio de seis campesinos a manos de la policía de Madhya Pradesh en el distrito de Mandsaur, al igual que las otras formas de represión fascista empleadas contra los manifestantes, al tiempo que exige el castigo de los funcionarios civiles y de la policía responsables, así como de las bandas parapoliciales de la Sangh Parivar [“Familia de organizaciones” en hindi, que agrupa al nacionalismo hindú]. Nuestro Partido hace extensivo su apoyo incondicional a la justa lucha de los campesinos de diversas partes del país y exige a los gobiernos central y estatales que cumplan todas sus reivindicaciones sin demora. Exhortamos a todas las clases y sectores populares a fortalecer este movimiento, bien participando directamente en él, bien mostrándole su solidaridad.
Resultado de imagen de red de blogs comunistas rbc

No es ningún secreto que, además de Maharashtra y Madhya Pradesh, los campesinos de estados como Chhattisgarh, Jharkhand, Bihar, Orissa, Bengala Occidental, Uttar Pradesh, Punjab, Haryana, Gujarat, Andhra Pradesh, Telangana, Karnataka, Tamil Nadu, etc., se encuentran igualmente en una situación muy apurada. Los campesinos sin tierra y pobres, que constituyen la inmensa mayoría del campesinado, no sólo padecen la escasez de tierras, sino que se ven obligados a cargar sobre sus espaldas con el fardo insoportable de la explotación y opresión semifeudales. A ello hay añadir el asfixiante dogal de las políticas proimperialistas de los sucesivos gobiernos central y estatales, con independencia del partido que ocupe el poder, que ha hecho que su situación sea aún más precaria. Y no sólo los campesinos pobres, sino incluso los campesinos medios y ricos tienen dificultades para participar, permanecer y sobrevivir en una economía de mercado controlada por algunas grandes corporaciones multinacionales y sus adláteres nacionales, estrechamente vinculados al mercado imperialista mundial. Una gran mayoría de ellos se ve obligada a reducir su consumo a lo más indispensable y a luchar contra la ruina absoluta.

Sin embargo, la explotación y opresión de las masas campesinas indias para servir a las necesidades del imperialismo y a sus valedores nacionales no es nada nuevo. Desde que el país quedó sometido al yugo del colonialismo, los campesinos han pasado por la terrible experiencia de la destrucción de su economía, el empobrecimiento, las estrecheces, el hambre y la muerte. Son ellos quienes han sobrellevado el peso del colonialismo y de sus compinches locales –los grandes terratenientes y los grandes capitalistas compradores– durante más de dos siglos. Para desembarazarse de las cadenas de la sumisión, el campesinado también se levantó, esgrimiendo la fuerza de sus brazos y de sus armas tradicionales, en una serie de rebeliones campesinas. Fueron la fuerza principal en la guerra de independencia de 1857. Sin embargo, cada vez resultaron aplastados con extrema brutalidad. Lucharon con espíritu combativo durante la época de la lucha anticolonial con la aspiración de una vida mejor, pero la dirección del Partido del Congreso les traicionó. Combatieron en la lucha armada en Telangana, en Punnapra-Vayalar y durante el movimiento Tebhaga, pero, de nuevo, fueron traicionados, en esta ocasión por la dirección del reformista PCI. La llamada “independencia” y las posteriores, y supuestas, reformas de la tierra o políticas agrarias de las clases dominantes no tuvieron en cuenta las necesidades de las amplias masas campesinas. Todos los partidos parlamentarios que han llegado al poder central o en los estados, desde el Partido del Congreso de Nehru hasta el actual gobierno de Modi, han hecho grandes promesas a los campesinos pero los han traicionado después de llegar al poder. Los movimientos sociales reformistas dirigidos por gentes como Vinoba Bhabe, Jaiprakash Narayan, Ram Manohar Lohia, etc., también han demostrado ser un fiasco absoluto como solución a los problemas del campesinado.

De modo que las condiciones de vida del campesinado, que dieron lugar a Naxalbari cincuenta años atrás, básicamente no han cambiado. Es más, de hecho han empeorado sobremodo debido al dominio redoblado del imperialismo sobre la economía, la política y la sociedad indias. A partir de la década de los 90 en especial, cuando los gobernantes indios, al capitular a los dictados del Banco Mundial, el FMI y la OMC, comenzaron a abrir todos los sectores de la economía a una explotación imperialista desenfrenada, la crisis de la gran mayoría de los campesinos indios se agudizó. Los efectos negativos de la Revolución Verde, lanzada para contrarrestar la revolución roja, también empezaron a dejarse sentir con más fuerza por aquel entonces, incluso en las regiones con una agricultura relativamente más avanzada. La falta de tierras, por una parte, y, por otra, la crisis de las economías de los campesinos pobres, medios y ricos a consecuencia de las políticas proimperialistas del gobierno, contribuyeron a la oleada de suicidios de campesinos iniciada en las regiones con cultivos comerciales de Andhra Pradesh y Maharashtra en la década de 1990. Tal situación no sólo ha continuado sino que se ha extendido a todos los rincones del país en los últimos dos decenios, lo que demuestra la gravedad de la crisis agraria.

El problema del control monopolístico de las tierras agrícolas por parte de los grandes terratenientes feudales, las grandes corporaciones y el Estado, así como el poder de usureros y prestamistas, se ha acentuado debido al creciente dominio monopolístico del mercado rural por las grandes corporaciones extranjeras y nacionales, que venden semillas, fertilizantes y otros insumos, y compran los productos agrícolas. Se han sucedido protestas y movimientos esporádicos de los campesinos en diferentes partes del país contra esta situación, en particular en aquellas regiones en que la producción agrícola está más estrechamente ligada al mercado. A su vez, las luchas contra los desplazamientos, íntimamente vinculadas a la cuestión de la tierra, se han intensificado en los dos últimos decenios a medida que los campesinos se enfrentaban a los intentos por parte del gobierno y de las empresas privadas de adquirir por la fuerza tierras agrícolas y forestales.  Desde los campesinos del valle de Narmada, en Gujarat, a los de Kalinganagar y Niyamgiri, en Odisha; desde los de Singur, Nandigram y Lalgarh, en Bengala, a los de Surjagarh, en Maharashtra, por todo el país el campesinado está luchando con espíritu combativo contra el gobierno bajo la consigna “Daremos la vida, pero no la tierra” en defensa de su Jal-jangal-zameen-izzat-adhikar [“tierra, agua, bosques, respeto y derechos”, en hindi] y para obligarle a retirar muchos proyectos industriales y de infraestructuras contrarios a los intereses de los campesinos. Como en Jharkhand, los campesinos han estado luchando en Maharashtra y en otros estados en defensa de las disposiciones de la CNTA [“Chhotanagapur Tenancy Act”, en sus siglas en inglés] y la SPTA [“Santhal Paragana Tenancy Act”] o la aplicación de disposiciones constitucionales como la PESA [“Panchayats Extension to Scheduled Areas Act”] o los Programas Quinto y Sexto. En Andhra Pradesh y Telangana, los campesinos luchan contra proyectos destructivos como la presa de Polavaram, mientras que en las Ghats Occidentales de Kerala se oponen a los desplazamientos previstos so pretexto de crear “Reservas de la Biosfera”, etc. En Chhattisgarh y otros estados, luchan por incrementar los precios mínimos garantizados y los precios remunerativos de los productos forestales. Es así como han ido madurando las condiciones para un movimiento campesino en todo el país.

La actual oleada de protestas comenzó el 1 de junio con la huelga indefinida de los campesinos de Maharashtra en demanda de la cancelación de sus préstamos bancarios, siguiendo los pasos de una decisión similar adoptada por el gobierno de Uttar Pradesh. Los campesinos también reclaman toda una serie de reivindicaciones históricas como precios remunerativos para sus productos, préstamos sin interés, insumos gratuitos o subvencionados como agua, electricidad, fertilizantes, etc., aplicación de las recomendaciones de la Comisión Swaminathan (que Modi prometió antes de las últimas elecciones parlamentarias, promesa, sin embargo, de la que se ha desdicho su gobierno, alegando en una reciente declaración jurada ante la Corte Suprema, que es inaplicable), etc. Desde el comienzo del movimiento, los campesinos de Maharashtra se han negado a vender sus productos, han cerrado centros de aprovisionamiento y mercados agrícolas, han bloqueado carreteras, han tirado productos como leche y hortalizas en señal de protesta y han organizado manifestaciones combativas. Es la primera huelga convocada por los campesinos desde hace mucho tiempo en el estado de Maharashtra e incluso en el país. Aunque una parte de los dirigentes decidieron desconvocar la huelga después de mantener conversaciones con el gobierno del BJP de Maharashtra, otro sector se mantuvo firme en su decisión inicial. El movimiento se extendió rápidamente a Gujarat, Rajastán y otras partes de Maharashtra con reivindicaciones similares. Las seguridades dadas por el gobierno de Modi o los gobiernos estatales, el teatrillo político de personajes como el primer ministro de Madhya Pradesh, Shivraj Singh Chauhan, declarándose en huelga de hambre indefinida y llorando lágrimas de cocodrilo por los campesinos, no han dado plena satisfacción a los manifestantes. Es poco probable que el movimiento actual, que es el más amplio desde la puesta en práctica de las políticas de liberalización-privatización-globalización en el país hace un cuarto de siglo, se apacigüe por completo mientras las causas fundamentales del descontento campesino no se resuelvan.

Es cierto que a diferencia de Naxalbari, el movimiento campesino actual carece de una dirección proletaria, una organización unificada, un programa revolucionario o una estrategia y tácticas correctas para llevar a cabo dicho programa. Es por ello que el movimiento inevitablemente adolece de un carácter intermitente y fragmentario, circunscrito a reivindicaciones parciales o económicas y limitado a las formas de lucha planteadas por su dirección actual. Sin embargo, la gravedad de la crisis agrícola, que afecta a más de dos tercios de la población del país, que subsiste de la agricultura, hace del movimiento campesino actual un acontecimiento de enorme significación política. Nadie que se preocupe por el futuro del país y desee su liberación del yugo del imperialismo, el feudalismo y el capitalismo comprador burocrático puede ignorar este movimiento de las amplias masas campesinas en las áreas rurales. Están luchando para que se les escuche y los gobernantes se equivocan si piensan que pueden acallar sus voces con balas o repartiendo unas migajas.
Resultado de imagen de red de blogs comunistas rbc 
La historia ha demostrado una y otra vez que en un país agrícola, el campesinado es capaz de enfrentarse y derribar a cualquier poder contrario a sus intereses, si cuenta con la dirección correcta y la estrategia correcta. Su experiencia vital y el fracaso de las protestas pacíficas muestran a los campesinos que no puede haber una solución permanente a sus problemas dentro de los límites del actual sistema. Sólo por el camino de la lucha armada revolucionaria campesina que desbrozó Naxalbari con el fin de dar cima a la revolución nacional y democrática puede el campesinado del país echar abajo las tres montañas del imperialismo, el feudalismo y el capitalismo comprador burocrático, así como resolver sus problemas básicos. Por lo tanto, mientras lucha por sus reivindicaciones económicas inmediatas, el campesinado debe tratar por todos los medios de coordinar e integrar su movimiento con la Guerra Popular Prolongada en curso, basada en la alianza de obreros y campesinos y en la unidad de las cuatro clases oprimidas (obreros, campesinos y media y pequeña burguesía urbana). 

Del mismo modo, la unidad del movimiento campesino con los movimientos que se desarrollan actualmente de todas las clases y sectores sociales oprimidos –obreros, clases medias, pequeños y medianos empresarios y comerciantes, autónomos, parados, dalits, adivasis,  minorías religiosas, nacionalidades oprimidas, mujeres, estudiantes y profesores, intelectuales, artistas, abogados, periodistas y demás trabajadores– es lo que se necesita en este momento. Dicha unidad es necesaria para librar una lucha exitosa contra los gobernantes del país y su representante político más pernicioso, los gobiernos nacional-brahmánico-fascistas del BJP. El Comité Central de nuestro Partido, una vez más, ofrece todo su apoyo a los campesinos en lucha y exige a los gobiernos central y estatales que cumplan todas sus reivindicaciones, renuncien al cobro de todos los préstamos agrícolas y apliquen las recomendaciones de la Comisión Swaminathan sin más demora. Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas revolucionarias y democráticas del país para que se manifiesten en apoyo del movimiento campesino y se sumen a la organización de la poderosa tormenta de la lucha unitaria a nivel nacional de todos los sectores oprimidos contra el gobierno de la NDA dirigida por Modi. 

Abhay 
Portavoz,
Comité Central
PCI (Maoísta)


***


domingo, 18 de marzo de 2018

Llamamiento a los activistas de derechos humanos (Comité Central del PCI (maoísta)

Imagini pentru naxalitas rbd

La Red de Blogs Comunistas (RBC) ha traducido al castellano el comunicado del Comité Central del Partido Comunista de la India (maoísta) en el que exhorta exhorta a los activistas de derechos humanos a no creerse la propaganda falsa de la policía que pretende criminalizar a los comunistas de algunos “incidentes” militares en la que no han tenido nada que ver; también les recuerda que a medida que se ha ido intensificando la Operación Green Hunt , también se han multiplicado los ataques contra los defensores de los derechos populares y los activistas de derechos humanos.


***

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


17 de junio de 2017


LLAMAMIENTO A LOS ACTIVISTAS DE DERECHOS HUMANOS

Es bien sabido que la violencia del Estado, las detenciones, las torturas o la imputación de cargos falsos son cada día más frecuentes, al igual que sucede con la aplicación de leyes injustas, las atrocidades de la policía contra las mujeres, los asesinatos en falsos enfrentamientos, la destrucción de propiedades de diversas maneras, las acciones violentas respaldadas por el Estado o la formación de organizaciones “civiles” apoyadas por éste. Ustedes saben que el pueblo se ve obligado a hacer frente a muchas dificultades debido a la Operación Green Hunt, desencadenada por las clases dirigentes y cuyo epicentro se encuentra en Dandakaranya y Jharkhand. Las gentes de nuestro país no pueden vivir si no luchan por sus tierras y sus bosques, si no protegen todo lo que les pertenece en el ámbito natural. En cierto modo, deben luchar por el mero hecho de existir. Los pueblos tribales de Dandakaranya y Jharkhand, en especial, viven al límite de la muerte y luchan por su supervivencia. Ni que decir tiene que es nuestro Partido el que dirige estas luchas. Nuestro Partido tiene una historia de cincuenta años de lucha armada. No cabe duda de que las organizaciones y movimientos por los derechos civiles y democráticos del pueblo nacieron contra la violencia de Estado en el seno de esta lucha. Ustedes saben que algunos activistas de los derechos humanos que no cejaron en su empeño, empezando por el Dr. Ramanadham, perdieron la vida.

Imagini pentru stop green huntEn cuanto Ustedes comienzan a defender la aplicación de los derechos previstos en la Constitución india, el Estado les convierte a Ustedes en su objetivo. Les considera militantes de las organizaciones frentistas maoístas. El hostigamiento al que les somete es tal, que su trabajo se desarrolla entre las trabas policiales y las más diversas formas de acoso. Así se puso de manifiesto en los incidentes de Malini Subrahmaniam, Salini Gera y Bela Bhatia. El antiguo superintendente de policía de Sukma, Elisela, instigó a varios elementos lumpenizados para que les atropellaran en la calle. Recientemente el fundador de Bhoomkal Sena, organización patrocinada por la policía del estado de Maharashtra, Arvind Sovni, comenzó a acosar en Gadchiroli a la familia de Prakash Amte, hijo del conocido defensor de los pueblos tribales, el difunto Baba Amte, acusándoles de ser partidarios de los maoístas.

A medida que se intensifica la Operación Green Hunt, también se multiplican los ataques contra los defensores de los derechos populares y los activistas de derechos humanos. Nuestro Partido condena con toda firmeza dichas agresiones. A pesar de que el Estado les persigue, les acosa y les tortura, Ustedes resisten sin miedo y con valentía al lado del pueblo, luchando de manera honrada y justa por los ideales en que creen. Por ello, nuestro Partido les hace extensivo un saludo revolucionario a todos Ustedes. Desde el Salwa Judum a “Agni”, las víctimas de este terror blanco no olvidan ni un instante el papel que Ustedes han desempeñado para derrotarlos.

Es de todos sabido que inmediatamente después de que el Ejército Popular Guerrillero de Liberación [PLGA, en sus siglas en inglés], que dirige nuestro Partido, comenzara a actuar contra la policía y contra los soplones, de acuerdo con el criterio de las masas, la policía, los dirigentes políticos y los ministros les han sometido a Ustedes a fuertes presiones para que condenen tales actuaciones. No tenemos reparo alguno en atender a sus críticas por cualesquiera errores haya podido cometer nuestro Partido, o incluso, si así lo estiman, el actual movimiento revolucionario. Ustedes saben que nuestro Partido es transparente y que admitimos de inmediato nuestros errores cuando son lesivos para el pueblo. Especialmente cuando alguna persona pierde la vida en accidentes con minas terrestres colocadas por nuestra guerrilla, no vacilamos a la hora de tratar la cuestión de los “daños colaterales, admitiendo nuestro error de manera clara y pidiendo disculpas a las familias de las víctimas. Todo esto es sólo una parte de lo que queremos decirles. Ahora nos referiremos a lo que, en nuestra opinión, deberían Ustedes considerar.

En esta guerra multiforme lanzada por las clases dominantes indias para acabar con el movimiento revolucionario en el país, la guerra psicológica tiene una gran importancia. La propaganda negativa sobre el movimiento revolucionario al objeto de crear animadversión contra él forma parte de ella. Sus objetivos son extender la desconfianza hacia el movimiento revolucionario internamente, debilitar a los elementos revolucionarios y conseguir que se entreguen, y finalmente liquidarlo. En el marco de las llamadas Misión-2016 y Misión-2017, el Estado empleó muchos tipos de propaganda negativa y nos hizo responsables de muchas acciones antipopulares. También organizó montajes terribles con la intención de crear confusión y desconfianza hacia nosotros. Quienes dan crédito a la propaganda policial no sólo la tienen por veraz, sino que contribuyen indudablemente a difundirla. En ese sentido, lo correcto debería ser que Ustedes, como activistas y organizaciones responsables, expresen su opinión sobre cualquier acción con un exhaustivo conocimiento previo de los hechos, para evitar que, como ha sucedido en ocasiones, se puedan producir errores y malentendidos. La policía utiliza sistemáticamente los medios de comunicación social para extender la confusión. Ni que decir tiene, pues, que quien quiera conocer los hechos deberá inevitablemente armarse de paciencia. Veamos algunos ejemplos.

El 19 de enero de 2017, los medios de comunicación publicaron que tres mujeres habían muerto como consecuencia de la explosión de una mina terrestre en Ghodagaon, en el distrito de Narainpur, en Chhattisgarh. De inmediato, la propaganda policial a través de dichos medios atribuyó a los maoístas la responsabilidad. El entonces Inspector General de la policía de Bastar, Kalluri Sivaram Prasad, organizó manifestaciones por las víctimas. La policía condenó el incidente y advirtió igualmente del peligro que suponían los maoístas para los activistas de derechos humanos. Todo esto sucedió a la velocidad del rayo. Es lamentable que una organización como la PUCL [Unión Popular por las Libertades Civiles, en sus siglas en inglés] picase el anzuelo de la propaganda policial y criticase a los maoístas. Nosotros no tenemos nada que ver con dicho incidente. De hecho, ninguna mina hizo explosión en ese lugar. La versión propagandística de la policía difiere por completo de lo que en realidad sucedió. Los hechos fueron así. Después de una misión de patrulla de la policía por los alrededores de la aldea, una mujer encontró un proyectil de mortero en la selva. Es habitual que los aldeanos recojan munición que la policía deja en los sitios por donde pasa. La mujer se llevó a casa el proyectil e, ignorante de sus efectos, lo arrojó y explotó, hiriendo a quienes estaban cerca. El pueblo celebró un panchayat (asamblea de aldea) para saber qué había sucedido y zanjó la cuestión. Nuestro Partido no reaccionó con prontitud y en el ínterin se difundió esa propaganda indeseada.

En los últimos dos años la policía ha colocado minas en diversos lugares de las zonas con presencia del movimiento revolucionario y luego ellos mismos las han desenterrado. Cuando alguna persona ha resultado herida en estos incidentes, la policía ha acusado a nuestro Partido. Veamos otra muestra de la cínica propaganda de la policía. 

El 22 de enero de 2017, el tren expreso de Hirakund sufrió un accidente en el distrito de Vijayanagaram, en la zona de Andhra Pradesh fronteriza con Chhattisgarh. Muchos pasajeros murieron y otros muchos resultaron heridos. A medida que llegaban las noticias sobre el accidente, el entonces Inspector General de la SRP [State Reserve Police, en sus siglas en inglés] de Bastar, Kalluri, se apresuró a declarar ¡que los maoístas eran responsables del suceso!, cuando, de hecho, la policía de Orissa reconoció que los maoístas no estaba implicados en él. Por las mismas fechas se produjo otro incidente en Bastar. Recuerden Ustedes cómo actuó Kalluri. 

Una vieja estatua de Vinayaka colocada en la colina de Dolkal, en el distrito de Dantewada, se desplomó ese mismo mes. Los creyentes comenzaron a organizar protestas y Kalluri aprovechó una vez más la oportunidad para sacar partido de los sentimientos populares. La estatua cayó desde una altura de 3 mil pies y se rompió en 16 pedazos, ¡lo que ponía de manifiesto que los maoístas eran los culpables! Por fin los arqueólogos llegaron al lugar y descubrieron el motivo real, que no era otro que el deplorable estado en que se encuentran los bienes arqueológicos públicos, causa de que la estatua se hubiera desplomado. Así se lo hicieron saber al pueblo sin mencionar en absoluto la mano de los maoístas. Cualquiera que sepa que los maoístas nunca actúan ciegamente con los sentimientos y creencias del pueblo, no los habría mencionado. 

Además de en Bastar, la policía está intensificando dicha propaganda perversa en las zonas revolucionarias como parte de su guerra psicológica. Repasemos las patrañas policiales en el distrito de Gadchiroli, en Maharashtra, semejantes a las de la policía de Bastar. 

En la primera semana de abril de 2017 se publicaron diversas noticias sobre un enfrentamiento armado con los maoístas en la selva de Kolamarka, en la zona de Kamalapur, en el distrito de Aheri. De acuerdo con dichas noticias, la emboscada maoísta había sido repelida. Se inventaron un enfrentamiento con los maoístas en las colinas de Thalwargarh, en la zona de Korchi. A su vez, la policía colocó minas terrestres que hizo explotar en abril en Alapalli, en la zona de Aheri en Gadchiroli. Previamente, la policía había asesinado a varios militantes revolucionarios de Telangana –al camarada Charles y a varios más– en una zona próxima y toda esa patraña no era sino la continuación de estos hechos. En los últimos años la policía se ha dedicado a colocar minas terrestres, a desenterrarlas y a explosionarlas para aterrorizar a las gentes. Cuando alguien resulta afectado, acusan sin pudor a los maoístas. 

Nos hemos referido a algunos incidentes recientes. Nuestro Partido no está involucrado en ninguno de ellos. Pueden Ustedes preguntar al pueblo. Nuestro Partido exhorta a los activistas de derechos humanos a no creerse la propaganda falsa de la policía en los mencionados “incidentes”. Si alguien resulta afectado en acciones militares, les pedimos que no respondan de inmediato sin conocer los hechos. Admitimos nuestros errores cuando se producen, incluso en casos en que el daño sea mínimo. De ese modo, Ustedes podrán conocer los hechos desde todos los ángulos y sólo entonces responder objetivamente. 


Saludos revolucionario
Pratap
Portavoz,
Oficina Regional Central,
Comité Central PCI (Maoísta)  


***


viernes, 16 de marzo de 2018

¿Por qué es importante apoyar el Spring Thunder Tour? (Comunicado del Comité Iinternacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India)

La Red de  Blogs Comunistas  (RBC) se une a la difusión de la campaña Spring Thunder Tour (Trueno de primavera) del Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India (CIAGPI), en solidaridad internacionalista con la lucha de los pueblos de la India contra el capitalismo, el sistema de castas y contra toda explotación.

¿Por qué es importante apoyar el Spring Thunder Tour ?

Resultado de imagen de comite de apoyo a a guerra popular en la indiaLa Guerra Popular en la India se está intensificando día a día, dirigida por el Partido Comunista de India Maoísta, que implica y cuenta con el apoyo de millones de campesinos pobres, mujeres, masas de los intocables, y controla ahora cerca de diez Estados de la Confederación de la India.

Una Guerra Popular contra la pobreza y la explotación capitalista y feudal, en las regiones donde son más agudas las contradicciones creadas por el turbulento desarrollo del saqueo de recursos, de la opresión de casta y de la explotación, por el capitalismo hindú vinculado al imperialismo.

Las masas de toda la India, dirigidas por el Partido Comunista Maoísta de la India, están escribiendo una página historica de la lucha de clases en el mundo actual.

El desarrollo de la Guerra Popular en la India confirma que hoy la revolución es la tendencia principal en el mundo y que el maoísmo juega el papel de vanguardia y liderazgo en la nueva ola de la revolución mundial contra el imperialismo en crisis.

El proletariado mundial sabe que el avance de la Guerra Popular en la India pone en duda no sólo el equilibrio de poder en la región del Sudeste Asiático, sino también el del sistema imperialista mundial.

El Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular ha lanzado una gran campaña internacional, el Spring Thunder Tour, que se va a desarrollar en la mayor parte de los países de Europa en diferentes formas.

Este Tour es debe ser la expresión del internacionalismo proletario y del avance de la unidad del proletariado internacional, de los revolucionarios, de las fuerzas democráticas y de las naciones y los pueblos oprimidos del mundo.

COMITÉ INTERNACIONAL DE APOYO A LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA
csgpindia@gmail.com

Why it is important to support the Spring Thunder Tour? 

In India the people's war is intensifying day by day, led by Maoist Communist Party of India. It involves and relies on the support of millions of poor peasants, women, masses of untouchables, and now controls about ten States of the Confederation of India.

It is a people's war against poverty, feudal capitalistic exploitation, in the regions where most acute are the contradictions brought by the turbulent development of plundering resources, caste oppression and exploitation, by the Indian capital linked to imperialism.

The Indian masses, led by the Maoist Communist Party of India, are writing an important historical page in the world class struggle today.

The development of people's war in India confirms that the revolution today is the main trend in the world and that Maoism plays the role of command and leadership of the new great wave of world revolution against the imperialism in crisis.
The world proletariat is aware that the advance of people's war in India puts under question not only the balance of power in the South Asian region but also the equilibrium of the world imperialist system.

The International Committee in support of the people's war launches a great international campaign, the Spring Thunder Tour, to be conducted throughout Europe, in different forms, in most number of countries as possible.
This tour is and must be the reflect of the proletarian internationalism and the advancing unity of the international proletariat, of revolutionaries, democratic forces and the oppressed nations and peoples around the world.

INTERNATIONAL COMMITTEE To SUPPORT the PEOPLE'S WAR IN INDIA


Pourquoi c’est important de soutenir le Spring Thunder Tour? 

En Inde la guerre populaire s'intensifie de jour en jour. Dirigée par le Parti communiste maoïste de l'Inde implique et réjouit du soutien de millions d'agriculteurs pauvres, femmes, masses des intouchables, et contrôle désormais une dizaine d’États de la Confédération de l'Inde.
Une guerre populaire contre la pauvreté, l'exploitation capitaliste féodale, dans les régions où ils sont les plus aiguës les contradictions produites par le turbulent développement du pillage des ressources, l'oppression de caste et l'exploitation, du capitalisme indien liés à l'impérialisme.

Les masses indiennes, dirigée par le Parti communiste maoïste de l'Inde, sont en train d'écrire une page historiques de la lutte des classes dans le monde actuel.
Le développement de la guerre populaire en Inde confirme que c'est la révolution aujourd'hui la tendance principale dans le monde et que le maoïsme assume le rôle du commandement et de direction dans la nouvelle vague de la révolution mondiale contre l'impérialisme en crise.
Le prolétariat mondial comprends que l’avancement de la guerre populaire en Inde met en cause l'équilibre des pouvoirs non seulement dans la région du sud Asie, mais aussi dans l'attitude du système impérialiste mondial.

Le Comité international de soutien á la guerre populaire lance une grande campagne internationale, le Spring Thunder Tour qui se déroulera en tout Europe, sous toutes ses formes, dans la plupart des pays que possible.
Cette campagne est et doit être l'expression de l'internationalisme proletarie et de l’avancement de l'unité du prolétariat international, des révolutionnaires, des forces démocratiques et des nations et des peuples opprimés du monde entier.

COMITÉ INTERNATIONAL DE SOUTIEN A LA GUERRE POPULAIRE EN INDE

Perché è importante sostenere lo Spring Thunder Tour?

In India la guerra popolare si intensifica ogni giorno di più. Guidata dal Partito Comunista dell'India Maoista coinvolge e gode dell'appoggio di milioni di contadini poveri, donne, masse di intoccabili, e oggi controlla una decina di Stati della Confederazione indiana.
Una guerra di popolo contro la miseria, lo sfruttamento capitalistico feudale, nelle Regioni dove sono più acute le contraddizioni prodotte dal turbolento sviluppo di saccheggio di risorse, oppressione di caste e sfruttamento, da parte del capitalismo indiano legato all'imperialismo.

Le masse indiane, dirette dal Partito Comunista dell'India maoista, stanno scrivendo una pagina storica nello scontro di classe attuale nel mondo.
Lo sviluppo della guerra popolare in India conferma che è la rivoluzione oggi la tendenza principale nel mondo e che il maoismo assume un ruolo di comando e guida nella nuova ondata cdella rivoluzione mondiale contro l'imperialismo in crisi.
Il proletariato mondiale comprende che l'avanzamento della guerra di popolo in India mette in discussione i rapporti di forza non solo nella Regione sud asiatica ma in tutto l'assetto del sistema imperialista mondiale.

Il Comitato internazionale di sostegno alla guerra popolare lancia una grande campagna internazionale attraverso l’Europa, lo Spring Thunder Tour, da condursi in tutte le forme, nel maggior numero di paesi possibili.
Questa campagna è e deve essere l'espressione dell'internazionalismo proletario e dell'avanzamento dell'unità del proletariato internazionale, dei rivoluzionari, delle forze democratiche e delle nazioni e dei popoli oppressi di tutto il mondo.

Comitato Internazionale di Sostegno alla guerra popolare in India

martes, 13 de marzo de 2018

Comunicado del CC del PCI (maoísta): Homenaje al camarada Bijay

La Red de Blogs Comunistas (RBC) ha traducido al castellano, para su difusión, el comunicado del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta) tras el fallecimiento el pasado año del camarada Narayan Sanyal, veterano militante comunista y ejemplo para los jóvenes revolucionarios.

Narayan Sanyal, conocido como el camarada Bijay o Prasad, tuvo una importancia fundamental en la lucha de los comunistas de la India contra el revisionismo, tanto el venido desde la Unión Soviética tras la muerte de Stalin, como el que posteriormente triunfara en la China postmaoísta y su negativa influencia en la India.Trabajó incansablemente, no obstante, por la unidad de los partidos comunistas antirrevisionistas y fue un ejemplo para los demás tanto por su vida sencilla como por su participación en la lucha revolucionaria.

Igualmente, encerrado en las mazmorras de la oligarquía hindú, resistió torturas de todo tipo y nunca cejo en organizar la lucha dentro de las cárceles, como tampoco lo hizo fuera de ellas. Sus camaradas del CC del PCI(maoísta) terminan su comunicado prometiéndole que su sueño de alcanzar un mundo sin explotación del hombre por el hombre va a ser continuado hasta la victoria final:

"¡Nos reafirmamos en nuestro compromiso de continuar por el camino de la Guerra Popular Prolongada, superando todos los obstáculos hasta cumplir los sueños por los que vivió y murió!" 

!Honor y gloria al camarada Bijay! !Viva la revolución de la India! !Viva la Guerra Popular y el Socialismo!

RBC

***

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


30 de abril de 2017

¡EL VETERANO COMUNISTA DE LA GENERACIÓN DE NAXALBARI Y MIEMBRO DEL POLITBURÓ DE NUESTRO PARTIDO, CAMARADA NARAYAN SANYAL, NO DEJARÁ DE ALENTARNOS EN LA TAREA DE FRANQUEAR AUDAZMENTE EL CAMINO DE LA GUERRA POPULAR PROLONGADA HASTA LA VICTORIA! 

El camarada Narayan Sanyal (Bijay, Prasad), veterano comunista, miembro del Politburó de nuestro Partido y uno de los últimos revolucionarios de la generación de Naxalbari, falleció de cáncer el 16 de abril de 2017 en Kolkata (Calcuta) a la edad de 80 años. Acusado de cargos falsos por el enemigo, sufrió casi nueve años de prisión, quedando en libertad bajo fianza en noviembre de 2014 debido a su edad avanzada y por motivos de salud. En el momento de su muerte aún pesaban sobre él varias causas graves pendientes que le imputaba la policía de varios estados. La larga condena y la deliberada falta de asistencia médica del gobierno indio durante su encarcelamiento agravaron las enfermedades que padecía en el momento de su detención. El gobierno indio es directamente responsable de las condiciones que provocaron su muerte prematura. Con el fallecimiento del camarada Bijay, nuestro Comité Central, el Partido, el movimiento revolucionario y las masas trabajadoras del país han perdido a uno de sus más queridos dirigentes, un hombre que les sirvió con toda generosidad durante casi medio siglo, sin otro propósito personal que defender los intereses de las masas oprimidas y la Revolución. Su desaparición es una gran pérdida para nuestro Partido, la Revolución india y el pueblo. El Comité Central de nuestro Partido rinde, apesadumbrado, un sencillo homenaje rojo a nuestro querido camarada Bijay y reafirma su compromiso inquebrantable de continuar la lucha de clases revolucionaria hasta la victoria final, haciendo así realidad las aspiraciones por las que vivió y murió nuestro camarada. Nuestro Comité Central hace extensivas sus condolencias a su familia, amigos y a todos los camaradas que le conocieron a lo largo y ancho de la India. El Partido entero, el Ejército Popular Guerrillero de Liberación [PLGA, en sus siglas en inglés] y las organizaciones de masas revolucionarias de todo el país rendirán un homenaje rojo a este comunista ejemplar, aprenderán de sus cualidades proletarias, emularán su dedicación permanente a la política revolucionaria de Naxalbari y se comprometerán a realizar su sueño de una sociedad libre de explotación y opresión.
Resultado de imagen de india red de blogs comunistas 
Primeros años de vida política: el camarada Narayan Sanyal nació en una familia de clase media y con educación en Bengala Occidental en 1937. En su formación política influyeron la lucha anticolonial, la división de la India y el movimiento comunista, especialmente, durante su niñez, el movimiento Tebhaga de Bengala. En esa edad en la que se es muy impresionable, se vio influido por el comunismo y se convirtió en militante de la Federación de Estudiantes durante su vida escolar. Poco después ingresó en el Partido Comunista de la India (PCI). Tras licenciarse, trabajó en un banco del sector público. Continuó su labor política como militante del sindicato de los empleados de banca, que dependía del PCI, cuya dirección era, sin embargo, profundamente revisionista. El Gran Debate que lanzó el PCCh dirigido por Mao contra la camarilla revisionista del PCUS de Kruschev fue el detonante de numerosas luchas antirrevisionistas en el seno de los partidos comunistas de todo el mundo. También en la India los auténticos comunistas lanzaron sus críticas contra la dirección revisionista del PCI, dándose inicio a una lucha ideológica que se agudizó durante la guerra de Indochina. El camarada Bijay siguió el debate que se estaba produciendo en el movimiento comunista internacional con mucho interés. Apoyó al PCCh y se unió a los revolucionarios dentro del PCI. Cuando el partido se escindió y se formó el PCI (Marxista), se convirtió en miembro del nuevo partido con la esperanza de que éste rompiera resueltamente con el revisionismo y siguiera un camino revolucionario. No obstante, el PCI (Marxista) pronto demostró ser una fuerza oportunista de derechas tanto en su programa como en su práctica. Los auténticos revolucionarios, como los camaradas Charu Majumdar y Kanhai Chatterji, lanzaron críticas feroces contra él. Los históricos Ocho Documentos del camarada Charu Majumdar, en particular, ejercieron un efecto galvanizador sobre los seguidores del camino revolucionario, que defendían el Pensamiento Mao Tse-Tung y al PCCh. Al camarada Bijay le influyó enormemente esta intensa lucha ideológica en el PCI (Marxista). La lucha se intensificó con el telón de fondo de la Gran Revolución Cultural Proletaria y la creciente crisis revolucionaria en el país, que culminó en el estallido del glorioso levantamiento revolucionario campesino de Naxalbari. El camarada Bijay apoyó con todas sus energías la línea revolucionaria de Charu Majumdar y aclamó a los campesinos revolucionarios de Naxalbari. Tras romper todos sus vínculos con el PCI (Marxista), se dedicó de lleno a la actividad revolucionaria. Se convirtió en miembro del recién formado PCI (Marxista-Leninista). Poco después, el camarada Bijay renunció a su trabajo en el banco y se convirtió en un revolucionario profesional. Para extender el fuego de Naxalbari y con la vista puesta en la creación de bases de apoyo, la dirección del PCI (Marxista-Leninista) lo envió a finales de 1960 a la zona rural de Bihar con el fin de organizar al campesinado sometido a la opresión feudal. La conmoción provocada por Naxalbari ya había avivado la lucha antifeudal en Bihar y el camarada Bijay se entregó por completo a esta lucha. Cientos de camaradas de todo el país se convirtieron en mártires de la causa, víctimas de los ataques de los matones a sueldo de los terratenientes y de la policía en el periodo 1969-1972. Miles de ellos más fueron detenidos a resultas de la terrible represión estatal. El camarada Bijay se mantuvo firme en defensa de la línea de Naxalbari en esos momentos tan difíciles y combatió la línea revisionista, que volvía a asomar su feo rostro. Dirigió con firmeza la lucha contra las líneas escisionista, oportunista de derechas y liquidacionista de Satyanarayan Singh (que era miembro del Comité Central y del Politburó del PCI (Marxista-Leninista) y defendió con audacia la línea de Naxalbari en los años 1971-1972. Después de la traición de Satyanarayan Singh al Partido y al movimiento, el camarada Bijay se convirtió en Secretario del Comité Estatal de Bihar. Sin embargo, debido a su rápida detención en 1972, no tuvo la oportunidad de dirigirlo durante mucho tiempo en Bihar ni de desarrollarlo.

Papel en la unidad de las fuerzas revolucionarias y en la formación del PCI (Marxista-Leninista)-Partido Unidad: Tras su detención, el camarada Bijay fue encarcelado primero en Bihar y más tarde en Bengala. Bajo custodia policial fue sometido a terribles torturas, pero se mantuvo firme. Su comportamiento fue para otros camaradas un ejemplo de cómo hacer frente con valor al enemigo. Junto con otros compañeros de la dirección, resistió numerosos ataques organizados por las autoridades carcelarias. Con dichos camaradas dirigió muchas luchas de los presos por las más diversas reivindicaciones, incluidos los derechos de los presos políticos. El camarada Narayan Sanyal entabló una estrecha relación en la cárcel con otros camaradas de ideas afines, tales como el camarada Parimal Sen (Ajay), más tarde miembro del Comité Central del PCI (Maoísta), el camarada Ajit, miembro del Comité Estatal de Bengala Occidental del PCI (Maoísta), así como con otros cuadros dirigentes. Todos ellos, colectivamente, analizaron la historia hasta ese momento del movimiento revolucionario encabezado por el PCI (Marxista-Leninista) y llegaron a conclusiones asumidas por todos sobre ciertas cuestiones fundamentales. Sobre esa base, se forjó un acuerdo sobre la necesidad de unirse con auténticos revolucionarios de cualquier partido igualmente revolucionario que ya estuviese en marcha. En un ambiente dominado por los ataques despiadados de los oportunistas de derechas contra la línea del PCI (Marxista-Leninista), el papel de Charu Majumdar, las escisiones, la desunión y desmoralización que acechaba al campo revolucionario después del martirio del camarada Charu Majumdar y del revés sufrido en Naxalbari, el camarada Bijay desempeñó desde la cárcel un papel de primer orden en el intento de unificar a las fuerzas auténticamente revolucionarias y de reconstruir el movimiento.

Una vez levantado el estado de excepción, el camarada Bijay y un gran número de compañeros salieron de las cárceles. De inmediato entablaron conversaciones con grupos y personas auténticamente revolucionarios, en aras de la unidad sobre la base de la línea adoptada en el Octavo Congreso del PCI (Marxista-Leninista) y de su propio análisis del movimiento. Sin embargo, tales esfuerzos no produjeron los resultados deseados. Se dieron cuenta de que sus esfuerzos no se materializarían en nada, a no ser que desarrollaran el movimiento revolucionario sobre la base de su propio análisis. Esta comprensión de la situación les llevó a celebrar una conferencia en noviembre de 1978 en la que se aprobaron tres documentos destacados en relación con la importancia histórica de PCI (Marxista-Leninista), la unidad, y la “línea” de la aniquilación. El resultado de esa histórica conferencia fue la formación de un nuevo partido, el PCI (Marxista-Leninista)-Partido Unidad. Se eligió un Comité Organizador Central para dirigir el Partido, del que era miembro el camarada Bijay. El Partido decidió organizar un movimiento revolucionario campesino en el sur de Bihar Central con una perspectiva estratégica. El trabajo con el campesinado también se lanzó en Nadia y Murshidabad, distritos de Bengala Occidental.

Tras la formación del Partido Unidad, el Comité Organizador Central no cejó en sus esfuerzos por lograr la unión con otros grupos revolucionarios. El primer proceso en ese sentido se produjo con la Organización Comunista Revolucionaria [CKS, en sus siglas en hindi] en 1980, que condujo a la creación del PCI (Marxista-Leninista) (UO) [¿?]. Un sector del otrora Comité Organizador Central del PCI (Marxista-Leninista) dirigido por los camaradas Sharma y Appalasuri se fusionó con el UO [¿?] en enero de 1982 para formar el PCI (Marxista-Leninista)-Partido Unidad. La facción de Bihar del Centro de los Comunistas Revolucionarios de la India (Marxista-Leninista) [CCRI (ML)], una organización activa principalmente en Bengala Occidental, se unió con el Partido Unidad en 1988. Un sector del PCI (Marxista-Leninista) [Equipo Central] [CPI (ML) [CT]], conocido como Centro de Coordinación o Grupo Sangram [Grupo de “Combate”, en hindi], del Punjab, se unió con el Partido Unidad en 1990. El camarada Bijay desempeñó el papel principal en todas estas fusiones.

Resultado de imagen de india red de blogs comunistas
Papel en el desarrollo del movimiento revolucionario: reforzado por las sucesivas fusiones, el Partido Unidad se planteó la perspectiva de desarrollar la revolución agraria en Magadh, en la región de Bihar. Una parte considerable de la dirección central del Partido se concentró en esta tarea. El camarada Bijay, sobre el terreno, dirigió el trabajo desde la primera línea. Gracias a las enseñanzas de la experiencia de lucha campesina revolucionaria de Naxalbari y en aplicación de la línea de masas, se desarrolló una poderosa lucha antifeudal en la región de Koel Kaimur, Jehanabad y Aurangabad. Se formaron unidades del Partido y se establecieron la organización de obreros y campesinos (MKSS), una milicia popular, así como escuadrones guerrilleros para hacer frente a los matones a sueldo de los terratenientes y a las fuerzas armadas del Estado. El movimiento se consolidó con la incorporación al Partido de miembros de las organizaciones de masas y de la milicia. A su vez, los escuadrones guerrilleros se ampliaron gracias a las incautaciones de armas de los terratenientes y de la policía. Para consolidar los progresos del movimiento y seguir avanzando, el Partido se volcó en la educación política. Del mismo modo, el Partido desarrolló la lucha revolucionaria campesina en las llanuras de Bengala, combatiendo al régimen socialfascista del PCI (Marxista), sobre todo en los distritos de Nadia, Murshidabad y Malda. Un sector de la dirección de Partido Unidad se concentró en el desarrollo de este movimiento, convirtiéndose en una zona importante de la lucha de clases dirigida por el Partido Unidad.

En Bihar y Bengala, además de la lucha antifeudal y gracias a las experiencias anteriores, se organizaron movilizaciones políticas contra el imperialismo, el feudalismo y sobre otros asuntos de interés popular. En las ciudades de Patna, Kolkata y Krishnanagar, los trabajadores, estudiantes, jóvenes, mujeres y otros sectores oprimidos  se organizaron en frentes obreros, estudiantiles y de la juventud. Se desarrolló un frente de mujeres en las zonas rurales. El movimiento campesino revolucionario se desarrolló en algunos lugares del Punjab y de los distritos de Srikakulam y Vijayanagaram, en Andhra Pradesh. De esta modo, el Partido puso en marcha un movimiento revolucionario en la India oriental con una base de masas en las zonas rurales y urbanas. En la planificación y ejecución de todo este trabajo, como miembro del Comité Organizador Central del Partido, el camarada Bijay desempeñó un papel crucial.

Papel en la lucha interna en el seno de la dirección del Partido: en el momento en que maduraban las condiciones para que el movimiento avanzase gracias a la síntesis de la experiencia pasada con la formulación de nuevas tareas de nivel superior, apareció una línea oportunista de derechas encabezada por el entonces Secretario General del Partido Ashok. Los defensores de esta línea afirmaban que se habían producido cambios fundamentales en las relaciones semicoloniales y semifeudales debido al desarrollo de las relaciones capitalistas en la agricultura, por lo que se habían vuelto obsoletas tanto la revolución agraria como la Guerra Popular Prolongada. Sin embargo, no pudieron ni sustentar sus afirmaciones a la luz del análisis marxista ni formular estrategia o táctica concreta alguna con que poner en práctica su línea. Dicha línea revisionista amenazaba con liquidar el carácter revolucionario del Partido, así como todos los logros que había conseguido hasta ese momento. Esta lucha ideológico-política alcanzó un punto crítico en la Conferencia Central del Partido en 1987. El camarada Bijay dirigió resueltamente la lucha contra esta línea errónea en defensa de la línea correcta y la salvaguardia del Partido. Como resultado de ello, la línea errónea fue derrotada en la Conferencia, quedando confirmada la línea de la Guerra Popular Prolongada con la revolución agraria como eje de la Revolución de Nueva Democracia. El Partido alcanzó la unidad sobre una base superior. Ashok y otros miembros del Comité Organizador Central abandonaron sus puestos y el camarada Bijay se convirtió en el Secretario General del Partido. Hábilmente, dirigió el Partido como su Secretario General desde 1987 hasta 1998, cuando se fusionó con el PCI (Marxista-Leninista) (Guerra Popular) para formar un nuevo partido unificado, el PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular].

Papel en la fusión y en el partido unificado: como Secretario General de Partido Unidad, el camarada Bijay defendió sistemáticamente una interpretación del Octavo Congreso del PCI (Marxista-Leninista) en el sentido de que los auténticos comunistas revolucionarios deben unirse sobre la base de un análisis común del pasado. Las conversaciones para la unificación del PCI (Marxista-Leninista) (Guerra Popular) y el PCI (Marxista-Leninista) (Partido Unidad) comenzaron en 1995, poniendo de manifiesto un análisis semejante de importantes acontecimientos nacionales e internacionales, y se sucedieron a partir de ese momento. En el curso del proceso de unificación, se celebró la Conferencia Central del Partido Unidad en 1997, en la que se estudiaron los últimos dieciocho años del movimiento dirigido por el Partido. Durante la Conferencia se plantearon en un Documento de Crítica algunas cuestiones vitales sobre la línea del Partido, suscitadas por un miembro del Comité Organizador Central. La lucha de dos líneas que se siguió produjo un enriquecimiento de la línea política del Partido Unidad y la Conferencia incorporó a la POR [¿?] algunas críticas valiosas y correctas recogidas en el Documento de Crítica. El camarada Bijay desempeñó un papel importante en la manera de plantear esta lucha de dos líneas siguiendo el método correcto y contribuyó al éxito de la Conferencia, que tuvo una significación de primer orden en el logro de la fusión entre el Partido Unidad y Guerra Popular. Tras casi tres años de proceso de unidad y una vez alcanzado un acuerdo sobre todas las cuestiones ideológicas, políticas, organizativas y militares básicas, los dos partidos se fusionaron en el PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular]. En nombre del Partido Unidad, el camarada Bijay fue quien encabezó su representación y quien expuso sus posiciones, presididas siempre por la voluntad de unidad. Después de la fusión, el Partido unido comenzó los preparativos para el Noveno Congreso, que se celebró casi treinta años después del Octavo Congreso de 1970, que dirigiera el camarada Charu Majumdar. Como camarada veterano y miembro del Politburó, el camarada Bijay estuvo intensamente involucrado en los preparativos del Congreso, en la redacción de sus documentos, en los que se sintetizaba la historia del movimiento, y en su celebración misma, que tuvo lugar en 2001. Cuando surgió una línea sectaria de izquierdas en el Congreso, tuvo un papel importante en su derrota, como veterano miembro que era del Comité Central. Su papel fue crucial en el resultado final exitoso del Congreso. El Comité Central le encargó al camarada Bijay, como miembro del Politburó, la dirección de la Oficina Regional del Sur Oeste del Partido, junto con el Secretario de dicha Oficina. Cuando mostró su feo rostro una línea oportunista de derechas en Karnataka, el camarada Bijay la combatió con otros compañeros y la derrotaron. Cuando surgieron nuevas fuerzas revolucionarias en Assam, contribuyó a consolidarlas, fomentando y ampliando su educación ideológico-política y desempeñó un papel importante en la expansión del Partido en esa zona. También mantuvo relaciones con algunas organizaciones de liberación nacional del nordeste.

Como veterano camarada que formaba parte del movimiento revolucionario desde Naxalbari y era, asimismo, miembro del Comité Central y del Politburó del PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular], el camarada Narayan Sanyal desempeñó un papel importante en la dirección del nuevo Partido. Contaba con la experiencia de lo beneficiosa que es la unidad y lo perjudicial que es la desunión en el seno del movimiento revolucionario y del partido que lo dirige. Con la unidad del Partido Unidad-Guerra Popular, la gran mayoría de las fuerzas marxista-leninistas del país estaban unidas. Sin embargo, los continuos enfrentamientos entre Guerra Popular y el Centro Comunista Maoísta [MCC] en Bihar (periodo que más tarde sería conocido como el Capítulo Negro en la historia del Partido) le preocupaban profundamente. Con intensos esfuerzos por ambas partes, los Partidos hermanos MCC y Guerra Popular lograron detener los enfrentamientos con una actitud autocrítica, lo que permitió allanar el camino para la reanudación de las relaciones bilaterales en 2001, que condujeron, a su vez, a las conversaciones para la unidad. Como representante del Comité Central del PCI (Marxista-Leninista) [Guerra Popular], el camarada Bijay tuvo un papel importante en dichas conversaciones con el MCC y en la preparación de los documentos para la unidad del Partido, que enriquecieron el acuerdo. Así se llegó a la fusión de Guerra Popular y del Centro Comunista Maoísta de la India, y a la formación del PCI (Maoísta). Esto le hizo muy feliz al camarada Bijay. Se convirtió en miembro del Comité Central y del Politburó del nuevo Partido y desempeñó un papel importante en el trabajo de formulación de sus nuevas tareas y en la expansión del movimiento. Se creó una nueva Oficina Regional, llamada la Oficina Regional Centro-oriental, que comprendía el norte de Chhattisgarh y el estado de Odisha, con miras a desarrollar el trabajo de expansión de manera organizada. El camarada Bijay fue el Secretario de esta Oficina Regional. Desafortunadamente, sin embargo, fue detenido a los quince meses de la fusión y antes de que dicha Oficina Regional pudiese ponerse en marcha.
 
Vida en prisión, libertad y actividades legales: el 28 de diciembre de 2005, el camarada Narayan Sanyal fue secuestrado en Raipur por los Servicios de Inteligencia de la policía de Andhra Pradesh con la connivencia de las autoridades locales y centrales. Sólo en la noche del 4 de enero fue presentado ante un tribunal de distrito de Andhra Pradesh. Fue imputado en numerosas causas falsas en diversos estados, entre ellas el atentado contra Chandrababu Naidu en Tirupati (Andhra Pradesh), la evasión de la cárcel de Jehanabad (Bihar), el asalto al arsenal de la policía de Giridih (Jharkhand), un ataque múltiple en Madhuban (Bihar), el aniquilamiento de 24 miembros de las Fuerzas de Policía de la Reserva Central [CRPF, en sus siglas en inglés] en Dandakaranya (Chhattisgarh), etc., etc. Un tribunal de Chhattisgarh le condenó a cadena perpetua sobre la base de cargos falsos junto al activista de derechos civiles Dr. Binayak Sen y al empresario Piyush Guha. La condena y la larga reclusión, sin embargo, no lograron quebrar su voluntad y su espíritu revolucionario. En la cárcel se mantuvo firmemente comprometido con el marxismo-leninismo-maoísmo y la línea revolucionaria del Partido y fue un ejemplo de resistencia a imitar para cualquier comunista. Sin embargo, los largos de prisión, las duras condiciones de la cárcel y la falta de atención médica adecuada hicieron profunda mella en su salud. Cuando fue liberado en noviembre de 2014 después de casi nueve años entre barrotes, sus problemas de salud se habían agravado considerablemente. A pesar de ellos, de los que no se preocupaba, el camarada Bijay pronto se involucró en actividades legales como veterano dirigente de alto rango del Partido. No obstante su quebradiza salud, planteó algunas propuestas al Comité Central para hacer avanzar al movimiento y expresó su deseo de asumir alguna responsabilidad. De esta manera, dio todo lo mejor de sí al movimiento revolucionario hasta su último aliento. Murió de cáncer el 16 de abril de 2017 en Kolkata rodeado de sus familiares, camaradas y amigos. 

La pérdida de nuestro querido camarada Bijay es motivo de profundo dolor para el Comité Central, el Partido, el movimiento revolucionario y las masas oprimidas del país. La entrega inquebrantable de su vida a la causa del comunismo, su papel en la unidad de los auténticos comunistas y en la fusión del Partido Unidad con Guerra Popular y de Guerra Popular con el Centro Comunista Maoísta de la India, así como su papel en el Comité Central y en el Partido seguirán siendo un ejemplo para todos nosotros. Su espíritu indomable, su entusiasmo juvenil, su iniciativa y su capacidad de sacrificio para todo lo que tuviera que ver con la liberación de las masas, su constante fidelidad al marxismo-leninismo-maoísmo y a la línea básica del Partido sin la más mínima vacilación, su combate permanente contra el oportunismo de derechas y de “izquierdas”, su firme voluntad de lograr la unidad de los comunistas y su cercanía a los camaradas y a las masas, su indoblegable determinación comunista mientras permaneció en la cárcel y su entusiasmo después de su liberación, quedarán grabados en nuestra memoria por mucho tiempo.

El camarada Bijay encarnaba las mejores cualidades comunistas. Nunca anhelaba reconocimiento alguno para sí. Mantenía relaciones estrechas y amistosas con sus compañeros y las masas oprimidas. Llevaba una vida sencilla y entregada a la dura lucha. Siempre demostró un profundo interés por el estudio y sus conocimientos eran de lo más variado. Fue siempre franco, sencillo y directo al expresar su opinión. Se abstenía siempre de hablar, si no había estudiado e investigado el tema en discusión. Siempre respetó el centralismo democrático y el funcionamiento colectivo. Seguía siempre la opinión de la mayoría incluso cuando no estaba de acuerdo en alguna cuestión. Siempre estaba dispuesto a aportar y ofrecer su ayuda a sus camaradas, como veterano del Comité Central. Permaneció soltero para dedicarse por entero y en exclusiva a la Revolución.

Con todas estas cualidades, el camarada Narayan Sanyal se ganó fácilmente el reconocimiento, el respeto y el cariño de sus compañeros y de las masas oprimidas como veterano dirigente que era de la Revolución india. Su vida revolucionaria de cinco decenios, sus cualidades de comunista y su sacrificio seguirán siendo un ejemplo para todos nosotros. A punto de concluir el cincuenta aniversario del estallido del levantamiento revolucionario armado campesino de Naxalbari, también el camarada Narayan Sanyal nos ha dejado después de cinco decenios de implacable lucha revolucionaria. Ante nosotros, su figura se alza como un ideal. Nuestro Comité Central exhorta a todos y cada uno de los miembros del Partido, del PLGA y de las organizaciones de masas revolucionarias a aprender de él y a imbuirse de sus cualidades comunistas para coronar con la victoria la guerra popular prolongada, haciendo frente a los ataques de las clases dominantes y de los imperialistas, así como de las fuerzas brahmánicas hindo-fascistas a su servicio, siguiendo el ejemplo del camarada Narayan Sanyal. ¡Saludos rojos y un humilde homenaje a nuestro querido camarada Bijay! ¡Nos reafirmamos en nuestro compromiso de continuar por el camino de la Guerra Popular Prolongada, superando todos los obstáculos hasta cumplir los sueños por los que vivió y murió! 

Abhay
Portavoz,
Comité Central
PCI (Maoísta)